domingo, 30 de enero de 2011

"El malentendido" Por José Pablo Feinmann

Dados los comentarios de algunos gorilas los cuales se han obstinado en la lectura de este espacio, he decidido publicar un extracto de "Peronismo, filosofía política de una obstinación argentina" de J. P. Feinmann.

Desde ya, el ensayo completo, representa una lectura recomendable la cual no presenta verdades absolutas ni resulta palabrería barata; sino un estudio del peronismo de un hombre el cual lo ha vivido y estudiado a través de casi toda su historia.

El recorte que se publicará es aquel pertinente a la cuarta clase del mencionado ensayo, y dentro de aquella cuarta clase (Los libros sobre el peronismo) al índice El Malentendido.

Recomiendo la lectura profunda de lo que se coloca a continuación a aquellos que sugieren que seguir politicamente a Cristina Fernández de Kirchner es una estupidez digna de la inexperiencia política de calidad juvenil o por estupidez humana.

EL MALENTENDIDO

El que hizo célebre esa expresión (malentendido) fue el columnista de Alfonsín, Pablo Giussani. El “malentendido”. Era muy simple y, creo, algo cruel; si no burlona, animada por el desdén: los jóvenes de los setenta (¡tan virginales e inocentes como los jóvenes obreros del ’45, los migrantes!) se habían confundido con Perón. En gran medida no habían escuchado la vieja sabiduría gorila de sus padres. Ese coronel de socialista no tiene nada. Ese coronel es un fascista. Ustedes no entienden. Por el contrario, mal-entienden. Creen entender que el jefe que han elegido (por seguir un viejo error de la clase obrera argentina que se arrastra ya penosamente desde 1945, si no antes) es un revolucionario. Y no. Nosotros, que tenemos experiencia, lo sabemos. Nosotros, que somos verdaderos marxistas, lo sabemos todavía mejor. Los jóvenes, en suma, desoían los consejos de sus padres y los de los teóricos de la revista Contorno. O de otros teóricos clasistas que la tenían clara por conocer la ciencia de la revolución. Importa marcar lo siguiente: observemos que el malentendido en un aggiornamento de la teoría de la manipulación del ’45. Así como los migrantes (por inexperiencia) habían seguido la demagogia de Perón en lugar de elegir conducciones clasistas, los jóvenes de los ’70 elegían a Perón también por inexperiencia, por “no conocerlo”, por no haber vivido bajo su gobierno, o por no haber leído a los grandes teóricos del marxismo. Así, tan ingenuos, tan virginales como los jóvenes migrantes (aunque no cabecitas negras,
sino militantes de clase media, chicos del secundario o estudiantes de las universidades) creían (malentendían) que Perón era un líder revolucionario cuando era un reaccionario, un fascista, o, en el mejor de los casos, un líder burgués. No vamos a entrar ahora en la complejidad de esta cuestión. Pero –algo provocativamente– digamos: la izquierda peronista se puso la máscara peronista. Perón se puso la máscara socialista. Así, mintiéndose, se entendieron. Luego, llegó el momento de sacarse esas máscaras. Y el rostro que apareció fue el de la Muerte.
En cambio, ustedes, los maduros, los adultos, ustedes sí que entendieron bien. Por eso resulta inaceptable que gente como “esa”, ¡que tan mal entendió la historia!, esté ahora gobernando el país. ¡Todos Montoneros, además! Mienten y saben que mienten. Este no es un gobierno de
montoneros, aunque algunos que ahí estuvieron estén ahora aquí. Este gobierno –que durante estos días se ha ido– tuvo muchos defectos y muchos aciertos. Pero lo que les irrita no es que sea un “Gobierno Montonero”, sino que les meta en cana a militares asesinos, a curas torturadores, que León Ferrari se ría de Bergoglio y de la gorila ’84, Carrió. Con todo, durante estos días asume Cristina F, y por ahí les arruina la fiesta: termina con el peronismo y empieza algo nuevo. ¿A quién van a odiar? ¿Todo esto para qué? Para decir que no hay que tomar en serio a tanto pavo que anda por ahí metiendo ruido.

6 comentarios:

Javier dijo...

Lo que nunca logre entender es porque algunos dicen que Jose Pablo Feinmann es gorila . Pero bueno pobre de los no son capaces de que nadie ose criticar a Peron sobre todo en su vuelta cuando era profundamente reaccionario con su amigo y confidente Lopez Rega y cuando echo a los compañeros con los que yo me identifico de la plaza .

Un abrazo

TRANSLATIO dijo...

Compañero Javier:
Son cuestiones que debemos discutir entre compañeros. Aquello sucedido en los 70, en los 80 y los macabros 90.
Se debe de discutir al peronismo dentro del peronismo dado que sino el enemigo (el cual siempre se organizó mejor que nuestras propias filas) hará añicos aquello por lo que tanto argumentamos y luchamos.
Tus palabras tienen grado de certeza y grado de subjetividad, y eso es valedero.
Agradezco tu comentario, y tu fiel lectura a mis publicaciones.
Espero que quienes comenten, tengan tu honestidad y puntualidad
Saludos

Sergio dijo...

No descubro nada si digo lo lúcido que es José Pablo, no? La metáfora de las máscaras es sublime.

Y su elección, querido compañero, también. Porque vivimos un clima de época en el que se ven claramente las esquirlas de "la generación del malentendido". Los herederos culturales de ese alfonsinismo que se nucleaba en el "grupo Esmeralda" o "El Club de Cultura Socialista" no dudan en adecuar discursos y argumentacionas ad hoc en censura al proyecto comenzado en 2003. Hace poco leía algo de Horacio González sobre esto mismo: las verdades instaladas acerca del mov. peronista en los años 84 y 85.

Como vos bien marcás la obra de Feinmann (que solo ojee rápidamente en alguna oportunidad) no otorga verdades absolutas. Es una época jodida de analizar, hay muchas aristas, y sobran contradicciones: el procesamiento de Firmenich -pero de otros tantos tan distintos a él poniendo en juego una persecución estatal que rozaba lo ilegal- por parte de Alfonsín; cierto desmerecimiento de este último al calor del recalcitrante gorilismo del 84; y sobre todo la complejización de movimiento peronista qeu deriva en propuestas políticas y soluciones antagónicas.

En fin, mucha tela para cortar entre compañeros.

Cálidos abrazo!

Anónimo dijo...

Che:
¿Sabías que Don Néstor apoyaba los proyectos de Carlos Saul?
"Enemigos" es palabra de Idiota, y de idiota antidemocrático obtuso no de idiota tontin quebrachero. El día que tu cerebro genere apertura política, podremos discutir...

TRANSLATIO dijo...

uffff
no entendiste nada...
nunca se mostro abierto a la discusion...
he dado mil debates y tratado de ser cortes en mis respuestas, pero tan solo obtengo comentarios suyos de categoria indolente e hirientes.
no se trata de provocar, se trata de dar ideas.
desde aqui aporto y apoyo aquellas que me son cercanas... ud?... que pretende?, que idea?... comentarios soeces incapaces de imaginar un proyecto.
saludos

TRANSLATIO dijo...

ah...
recuerde que muchos calzan gorro frigio solamente por ser calvos