viernes, 19 de marzo de 2010

El equipo que mejor sabe encubrir la noticia


En la Argentina del 2010 se viven tiempos donde la heroicidad mediática cubre a aquellos que intentan impedir el desempeño político de quienes detentan el poder que les ha brindado el voto popular.

Pareciera que los canales noticiosos se han convertido en una especie de herramienta que permite prefigurar a aquellos que se oponen a la Presidenta como héroes indiscutidos de la verdad y la justicia; como exégetas de la ciencia política y económica; cómo representantes de la equidad y lo correcto. Aquellos medios, tanto televisivos como radiales, institucionalizan la personería de éstos héroes como exponentes máximos de la crítica política sagaz y constructiva.

Ahora bien, lo incomprensible (o tal vez no tanto) es como éstos medios y sus progresistas comunicadores nada dicen de la historia que transitaron éstos "neo-héroes".

Tal es el caso de Gerardo Morales o Patricia Bullrich quienes son mostrados como defensores de una suerte de autonomía "heróica" del Banco Central respecto del Poder Ejecutivo.

La cuestión radica en comprender si en verdad a esta suerte de personajes les interesó tanto la autonomía del Banco Central, o la cantidad de reservas acumuladas cuando les tocó ser gobierno.

Una vez más queda demostrado de modo tajante de qué modo operan estos sectores de la Patria Financiera que sólo obedecen al grito del capital.

Desde este espacio solicitamos a Gerardo Morales y Patricia Bullrich que utilicen las facultades otorgadas por el monopolio Clarín para que informen al radioescucha o televidente de sus acciones pasadas respecto al Banco Central, las Reservas y las deudas heredadas.

Conclusión del día: Que bueno sería que alguno de los periodistas de TN, ya sean Tenembaum-Zlotogwiazda; Van der Koy-Blanck; Nelson Castro-J. Morales Solá preguntaran alguna vez sobre estas cuestiones y se dedicaran un poco más a ser verdaderamente independientes y no sólo apuntar a la defensa de los intereses de la Patria Financiera y aquellos que la proclaman.

viernes, 12 de marzo de 2010

Pino Solanas y su incoherencia política


Como primera cuestión pido encarecidamente disculpas a los lectores de este espacio por la demora en las publicaciones.
Cuestiones personales han evitado que pueda dedicar tiempo a este espacio de debate y discusión ideológica.

Ahora bien, la cuestión central de esta publicación radica en señalar la falta de coherencia de algunos sectores de la oposición.

En pocas palabras; es entendible que algunos representantes del liberalismo despotriquen por el pago de la deuda con reservas, a decir Mauricio Macri, Nelson Castro, J. Morales Solá, Elisa Carrió, Adrián Pérez, Fernando Iglesias entre otros.

Sin embargo, lo inexplicable es la falta de estrategia y comportamiento político de sectores como los que representa Pino Solanas.

Una vez más encontramos al exponente máximo de Proyecto Sur aliando argumentos con los personajes anteriormente mencionados.

Encuentro en la gente de Proyecto Sur un respetable coraje para la denuncia, sin embargo también encuentro una gran desvergüenza en éstos para unirse en mesas de discusión con los representantes de sectores liberales.

Entiendo que hayan dubitado en votar a favor de la Ley de Medios Audiovisuales, puedo intentar pasar de largo su reacción contra la 125 y su apoyo al "pequeño productor", pero lo realmente impensado es que Proyecto Sur vuelva a hacerle juego a personajes como Aguad o Morales (UCR).

Encontrar a Proyecto Sur aliando estrategias con Rodriguez Saá o con representantes de la C.C. (Coalición Cívica) es realmente muestra de una ignorancia política infernal y una falta de compromiso ideológico realmente descomunal.

¿Acaso Pino Solanas desea convertirse en un líder de importancia exponencial de un grupo triste de estrategias similares a la U.D. (Unión Democrática)?

¿Es capaz Pino Solanas de codearse con el "gorilismo organizado" en pos de conseguir mayor propagandismo en los programas de cable y/o aire?

Puesto que imaginar a Pino argumentando de manera símil a Elisa Carrió es realmente difícil, dejo aquí una nota de la semana pasada publicada en Clarín que da muestras de la incomprensible estrategia de Solanas.


Pregunta de quien escribe: ¿Tanto le cuesta a Solanas unificar fuerzas con el oficialismo y tan poco con el liberalismo organizado?