lunes, 5 de abril de 2010

Nada dicen...


Dada la demora en las publicaciones de este espacio, me dispongo a hacer una breve y contundente.

El pasado 2 de abril se conmemoró el día del veterano y los caídos en la guerra de Malvinas.

La pregunta es...

¿Por qué aquellos que se declaran enemigos del colonialismo e imperialismo nada dicen de lo que rodea a dicho enfrentamiento?


No se trata de ser adepto a la estrategia militar de 1982 encabezada por Galtieri, sin embargo es posible hacer lecturas mas sensibles y profundas.

Una de las terribles fallas de la estrategia militar de 1982 fue generar la sensación de que quien apoye la recuperación de las Islas Malvinas es adepto a aquellos que usurparon el poder en 1976.

Lejos de esta aproximación desde aquí se apoya y saluda con honor a aquellos que dejaron su vida en aquella gesta.

Sin ser partidario de la recuperación militar, y siendo enemigo de toda la estrategia encabezada por Galtieri, queremos recordar que las Malvinas son y serán argentinas.

Tolerar la usurpación inglesa significa desconocer el simbolismo que encierra aquella ocupación.

En un mundo que se encuentra atravesado por lo simbólico, no se puede evitar repensar lo que significa la ocupación inglesa en las Islas Malvinas.

Declarar que no vale la pena reclamar la soberanía argentina sobre las islas, o que son tan sólo "unas rocas perdidas en el océano, significa reconocer el imperialismo.

La ocupación inglesa en Malvinas es un enclave colonial en pleno siglo XXI. Continuar el reclamo es luchar contra ese enclave y mantenerse neutro aceptar el imperialismo británico.

Amigos de la izquierda revolucionaria, al igual que uds. despreciamos la dictadura militar, no defendemos la guerra de malvinas, despreciamos la figura de Galtieri... pero reconocemos el valor de quienes obligados a marchar defendieron con honor la bandera argentina, y por sobre todas las cosas reclamaremos siempre la soberanía en las Islas Malvinas.

Es fácil declararse enemigo de las guerras imperialistas yankees en Medio Oriente, pero nada dicen del enclave colonial que sufre la Argentina hace mas de 100 años.

HOY Y SIEMPRE, LAS MALVINAS SON Y SERÁN ARGENTINAS. NO AL IMPERIALISMO BRITÁNICO Y AL OLVIDO PENSADO DE AQUELLOS QUE QUIEREN CAMBIAR TODO, PERO TOLERAN ARTIMAÑAS DEL SIGLO XVIII.

HONOR Y GLORIA A LOS CAÍDOS Y A AQUELLOS QUE DEFENDIERON LA SOBERANÍA Y LUCHARON CONTRA EL IMPERIALISMO PUTREFACTO BRITÁNICO