jueves, 18 de febrero de 2010

PREGUNTAS SIN RESPUESTA


Los tiempos que corren precisan de una atención pertinente en cuanto a los asuntos políticos y económicos que suceden en la Argentina.

La empiria no posee una sóla interpretación y eso es bien sabido por cualquier estudioso de las Ciencias Sociales; por ello es menester mantener un análisis crónico tanto de la empiria como de la interpretación lógica que distintos sectores realizan de ella.

Ahora bien, hay cuestiones que, sin lugar a dudas, no constan de una lógica eficaz.

Tal es el caso de personajes tales como Eduardo Buzzi, Vilma Ripoll, Nestor Pitrola, Elisa Carrió, Carlos Reutemann y J. C. Cobos.

Menciono esto dado que me resulta incomprensible el modo que estos personajes y sus respectivas ideologías unifcan esfuerzos para la crítica "sagaz" contra el oficialismo.

De modo llamativo, en la actualidad de la Argentina es posible encontrar a dirigentes del MST apoyando los reclamos del sector patronal agropecuario; a Elisa Carrió (la fiel constitucionalista e institucionalista) unirse en el sentimiento con C. Reutemann o ver a Nestor Pitrola hablar por los trabajadores sin tener, por cierto, apoyo concreto de los mismos.

Por supuesto que no se trata de demonizar la iniciativa de coalición que muchas veces resulta de cabal importancia en la política pero, sin ir más lejos, cuando es posible divisar sectores de la "izquierda progresista" y la "derecha seria" que unen esfuerzos para construir críticas contra el oficialismo, pues entonces es cuando huelo a la Unión Democrática del siglo pasado volver a cobrar vida.

Ahora bien, lo que desde aquí se intenta es llamar al pensamiento crítico de todos los lectores de este blog. Por ello pregunto; ¿desde que lugar hablan los partidos "revolucionarios" de intereses de los trabajadores cuando el porsentaje de representatividad de estos sectores es nulo?; ¿cómo es posible que dichos partidos hablen de "plan de lucha del sector trabajador" cuando (para mencionar un ejemplo) este mismo blog tiene más adherentes y participantes que aquellos partidos en menos de 8 meses?; ¿cómo es posible que Elisa Carrió hable de defender la institucionalidad y la moral política cuando hasta no hace mucho tiempo intentó una alianza con el traidor de J.C. Cobos?; ¿cómo puede ser real que Vilma Ripoll se abrace a la Mesa de Enlace por creer que allí se encuentra el zenith revolucionario?...

Preguntas que aún no tienen respuesta. Sin embargo lo indiscutible es que hoy en día el "progresismo" huele al mismo hedor que "la reacción".

¿Alguna vez la oposición al peronismo dejará de ser gorila?

Tal parece que no puesto que, como se ha mencionado anteriormente, el peronismo es el hecho maldito del país burgués y, mal que les pese a Vilma Ripoll, Nestor Pitrola o Christian Castillo sus votantes y militantes son burgueses y universitarios en su gran mayoría, por tanto debería de haber una ubicación del vocablo respecto a la realidad que lo circunda.

3 comentarios:

Diego L. dijo...

tiene razón mi querido trnslatio en todo lo que expone en este ultimo post...
La Izquierda en este país no supo captar en su momento a la clase trabajadora... y hoy día continúan lejos de ellos con alianzas que poco tienen que ver con el sector que ellos pretenden representar...
Que bueno seria una izquierda que proponga en vez de criticar, que reconozca los logros y si critique las fallas...

Ricardo dijo...

Pero esa izquierda que mencionás no existe. El problema es que le dan manija para correrlo al Gobierno por izquierda.
Es como decís: la Unión Democrática.

Anónimo dijo...

Buena su exposición estimado translatio. Lamentable la postura de esos dirigentes que dicen ser de izquierda, sus acciones son funcionales y de sometimiento ante la mesa de enlace y los sectores antipopulares-
Como siempre son pianta votos no tienen representación y no defienden a los pobres.