martes, 25 de agosto de 2009

¡La que te comiste Macaya!


En el sistema organizado de la industria cultural, el tiempo tiene una manera especial de acomodarse. Claro, en este sistema, el cual gira en torno a su gran estrella denominada MMC (Medios Masivos de Comunicación), el tiempo no se organiza en segundos, minutos u horas.
No, allí el tiempo se data de acuerdo al suceso mediático.
A primera vista pareciera difícil de comprender, pero basta sumergirse en aquel sistema para comprenderlo a la perfección.
En cuestión; este régimen industrializa los sucesos reales y luego los mediatiza. Es decir, toma el hecho empírico y lo monta en una cadena de producción en la cual se "perfecciona" el hecho para luego ser mediatizado. Por ejemplo, si cualquier medio masivo de comunicación cubre un hecho trágico, cualquiera fuese, dejará de informar sobre lo sucedido para comenzar a dar los partes de las muertes hasta el momento.
El hecho empírico sufre una especie de metamorfosis por la cual éste pierde todo tipo de contenido para resucitar en un nuevo hecho; ahora llamado mediático.
Estos sucesos industrializados y luego largados al mercado noticioso son los que reinan el tiempo y el espacio. Así, en la Argentina, el tiempo corre de acuerdo a la Gripe A, o al Dengue y no de acuerdo al calendario habitual.
Lo extraordinario es, que como todo bien que se comercializa, pierde vigor y por lo tanto se lo deja de lado; así es que ya nada sabemos de la Gripe A o el mosquito del Dengue; pareciera que nunca hubieran existido, o si hubieran dejado de existir.
Lo que pasa por la televisión existe por su mera aparición en la caja boba, y lo que no... pues no tiene existencia.

Hoy, el sistema de la industria cultural ha perdido un máximo exponente el cual tomaba de rehen para generar ganancia; el fútbol.
Hoy, se procedió a socializar el espectáculo del fútbol y a terminar con la injusta realidad de tener que pagar cable y decodificador para acceder a un espectáculo cultural de tamaña inmensidad en la Argentina.
Hoy, salen a encontrarse y comulgar entre ellos, miles de críticos, intelectuales, izquierdistas, conservadores, radicales , y periodistas a cuestionar la medida... a preguntarse por qué el estado tiene que inmiscuirse en estos asuntos...
La pregunta a todos ellos es... ¿acaso antes el estado no se ocupaba de asuntos culturales?, ¿acaso no existen políticas de apoyo cultural a distintas manifiestaciones en toda la República, desde festivales de Jazz, teatro abierto, conciertos de rock, de música clásica, de lectura, distintos talleres municipales, fiestas nacionales en distintas localidades?...¿por qué no habría que inmiscuirse en algo que significa un exponente mayoritario de la cultura nacional?...
Mal que les pese a todos estos críticos "iluminados", el fútbol es parte de la cultura. La cultura no es sólo el MALBA, leer a Borges e ir al Colón.... La cultura es un conjunto de códigos explícitos y/o tácitos en una sociedad determinada... es una acción, un pensamiento y hasta puede materializarse, por ejemplo en construcciones edilicias...
¿Tan sólo les escandaliza que no se termine de reconstriur el Colón y no que a la mayoría de la población se le impida acceder al exponente cultural que han escogido?...


Una vez más las críticas son sectarias y de un tinte perverso. Estudiosos e intelectuales que defienden la cultura hoy defienden el negocio de una empresa en pos del interés cultural del resto.
El problema, queridos estudiosos, es que ese resto es mayoritario y fue víctima de la Industria Cultural y su estrella MMC (medios masivos de comunicación) por mucho tiempo.

Veremos como la industria mediatiza este hecho... como enmascara de injusticia una medida justa y que a muchos (aún a los que se quedan callados y no opinan) ponen contentos.

6 comentarios:

DRINK TEAM dijo...

el pueblo pide mas futbol femenino!

TRANSLATIO dijo...

Una propuesta válida...
El fútbol es pasión de multitudes...
Lo popular tiene que abrazar a todos y todas, sino es imposible...
Un saludo

Gorditero dijo...

ya lo dijo el amigo Piere: la apropiación diferencial de los bienes culturales..... cada "clase" social tiene sus bienes culturales. Por esto, nosotros preferimos el fulbo y ahora el fasooooooo jaja

abrazo,
buen post!

DRINK TEAM dijo...

Para mi eso es parcialmente erroneo Gorditero... el futbol le gusta al rico y al pobre, igual que el mate y el asado...

La identidad no se construye tan solo con el referente identitario "clase social", sino con multiples atravesamientos sea edad, genero, religion, etc.

Por suerte los y las humanas somos mucho mas que dueños o no de los medios de produccion...

Y aunque en parte me alegra la medida ya que muchos veran el futbol gratis como corresponde.. no voy a dejar de decir que las pequeñas experiencias de orquestas tipicas, clases de arte, proyecciones cinematograficas, etc. que se realizaron en distintos sectores populares tuvieron una gran convocatoria. Lo que pasa es que hay que re-evaluar hasta que punto los mencionados Festivales de Jazz, etc, se acercan realmente a la poblacion en general (la gratuidad no garantiza la accesibilidad).

Abramos el abanico de posibilidades para que la gente elija que consume y que no.

besos,
Juli


pd: y si quieren ver futbol de verdad los invito a ver a mi equipo femenino de jugadoras estrellas, es gratis ;)

TRANSLATIO dijo...

Muy buen aporte...

Gorditero dijo...

Juli, el aporte de Pierre Bourdieu no es una ley estricta. Las disciplinas de las ciencias sociales no puede copiar los teoremas de las ciencias duras.
Lo que sí es cierto, es que hay bienes culturales que son preferentemente consumidos por ciertos secotres de la sociedad. Es decir, porqué un tipo de la villa no va al colón? Porqué un oligarca no va a las bailantas?. Esto no significa, que este criterio se cumlpa a rajatabla ni que no haya excpeciones. Sinó, que desde el secotr al cuales pertenecemos, solemos reproducir valores culturales dados ...
Por esto mismo estoy muy contento con el fulbo.

Viva perón !

Abrazos,