domingo, 12 de julio de 2009

Uno más...uno menos

Vertiginosidad. La realidad actual demuestra que lo vertiginoso y fugaz se apoderó del presente e intenta conquistar el futuro. El tiempo, como construcción artificial, se esta desmoronando puesto que ya no es funcional para el desempeño de cada individuo. Las vistas de un mundo conciliador, comprometido, interesado por la comunión de sus miembros se ven destituidas por el fenómeno pos-moderno del consumo. Consumo que se da en cada ápice del transcurso humano. Las relaciones personales pasan a ser relaciones de consumo por las cuales los individuos sólo buscan el bienestar personal y donde la otra parte de la relación poco importa; la vida pasa a minimizarse con una carrera olímpica y divina por consumir placeres, experiencias, objetos, personas y hasta ideas ajenas; que por supuesto luego terminan siendo desechadas como todo objeto de consumo.
Los lugares pasan a ser no lugares. Espacios para el tránsito veloz. Quedarse quieto un segundo se convierte en subversivo, extraño, pseudorevolucionario. Aquel que no desea inmiscuirse en la calidad de consumidor termina cayendo casi por obligación al hecho social, tal como el mismo Durkheim lo había configurado.
La violencia implícita en la sociedad se traslada a todo sentido de la misma. No hay tiempo para pensar en qué es estar en paz porque el mismo hecho de realizar esa acción en los tiempos pos-modernos es un acto violento. El sentido mismo de la vida ha mutado.
Si en algún momento se vencieron conceptos que ayudaban a la disgregación de los seres humanos, hoy mismo los medios masivos de comunicación facilitan la incomunicación e inundan las mentes con contaminación ideológica vilmente manipulada. Son ellos, los medios masivos, quienes configuran la realidad dando a conocer que lo que no pasa por ellos no existe; y es así como la sociedad desconoce lo existente. Todos conocemos el impacto de "atentados terroristas" pero nadie conoce la cantidad de muertes por la enfermedad de Chagas o cuántos niños murieron de desnutrición, o la cantidad de mujeres golpeadas y violentadas psicológicamente relegándolas al sólo hecho de ser mujeres, y no seres humanos.

Mundo pos-moderno, he aquí un manifiesto de desacuerdo a tus parámetros. Parámetros que el humano mismo a construido y que hoy deberían ser reformulados, puesto que sólo "benefician" a pocos adentrados al sistema pos-moderno.

Este no quiere ser un blog fatalista, pesimista; quiere ayudar al cambio. Al cambio que intregre y ayude a la realización de un nuevo ser humano. Un ser humano que no sea uno más...uno menos.

TRANSLATIO

2 comentarios:

Gorditero dijo...

buen post compañero!!

fantasma dijo...

Muy bueno el manifiesto che, lo apoyo. Un abrazo.